«

»

Sesión 3. Club ARTEMISA: “Los ojos de los peces” de Rubén Abella

En la próxima sesión del club, el lunes 20 de noviembre, a las 11 h., comentaremos el libro de Rubén Abella, Los ojos de los peces.

Rubén Abella

Sólo era él mismo en Carnaval, cuando se vestía de mujer fácil y lanzaba piropos groseros a los hombres que le gustaban.

El resto del año era otro.

Un mero disfraz

(“Carnaval”. En: Los ojos de los peces)

 

 

 

Rubén Abella (Valladolid, 1967) : es licenciado en Filología Inglesa y ha cursado estudios de postgrado en las universidades de Tulane (Nueva Orleans, Estados Unidos) y Adelaida (Australia). Su primera novela, La sombra del escapista, recibió en 2002 el Premio de Narrativa Torrente Ballester y con su segunda, El libro del amor esquivo, resultó finalista del Premio Nadal en 2009. En 2007 No habría sido igual sin la lluvia mereció el Premio Mario Vargas Llosa NH de Relatos, feliz incursión en el género del microrrelato que quedó revalidada en 2010 con Los ojos de los peces. En 2011 publicó Baruc en el río. California (2015) es su cuarta novela. Rubén Abella compagina la escritura con la fotografía y la docencia. Ha impartido cursos y conferencias sobre diversas materias en universidades de todo el mundo y es profesor de la Escuela de Escritores y de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid

Los ojos de los peces:  es su segundo libro de microrrelatos y fue Finalista del Premio Setenil 2011 y del Premio de la Crítica de Castilla y León 2011. Propone un revelador viaje al centro del alma humana. A través de los casi ciento veinte relatos que lo componen —brevísimos, ligados unos a otros por una sutil red de tramas, personajes y escenarios comunes—, el autor confirma su capacidad para sintetizar en muy pocas líneas esos momentos de iluminación, esas escenas determinantes, sin vuelta atrás, que hacen que la vida cambie de rumbo: una mujer distingue por casualidad a su amante en una cafetería, charlando con unos amigos, y sin que él la vea lo llama por el teléfono móvil para darle una sorpresa; un novio se enfrenta a la duda el día de su boda; un psiquiatra aconseja a un paciente que, para salir del marasmo emocional en que se encuentra, dé rienda suelta a sus impulsos; un anciano solitario marca el número de un anuncio de contactos; un hombre vuelve a casa una noche y ve a una mujer sentada en la barandilla de un viaducto, preparándose para saltar. Fogonazos. Intuiciones lúcidas. Esquinas que sólo se atreve a doblar la literatura. Escritos con un estilo cuidado —unas veces poético, otras irónico, siempre expresivo y diáfano— los relatos de Los ojos de los peces revelan a su autor como un imaginativo fabulador de los secretos humanos. Información tomada de la página web de Rubén Abella

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>