«

»

Sesión 15. Club MACONDO: “Hôzuki, la librería de Mitsuko” de Aki Shimazaki

En la próxima sesión del club, lunes 17 de junio, a las 19 h., comentaremos el libro de Aki Shimazaki, Hôzuki, la librería de Mitsuko.

Aki ShimazakiMi hijo no sabe que trabajo en el bar. Cree que salgo los viernes por la noche en  «viaje de negocios», lo cual no está tan lejos de la verdad, porque siempre vuelvo con cajas llenas de libros. Mi vida no es corriente. Fui prostituta cuando Tarô y yo vivíamos en Kanazawa. Mi hijo todavía era un bebé y yo estaba en una situación desesperada. No quería pedir ayuda económica a quien fuera, ni donde fuera.

(Hôzuki, la librería de Mitsuko, p. 33)

 

 

Aki Shimazaki (Gifu, Japón, 1954). Novelista y traductora canadiense de origen  japonés. Se mudó a Canadá en 1981, y ha vivido en Vancouver y Toronto. Actualmente vive en Montreal, donde enseña japonés. Escribe y publica sus novelas en frandés desde 1991. Su segunda novela, Hamaguri, ganó el Premio Ringuet en 2000. Su cuarto libro, Wasurenagusa, recibió el Premio Literario Canadá-Japón en 2002, y su quinta obra, Hotaru, el Premio Gobernador General 2005 de ficción en lengua francesa. Sus libros han sido traducidos al inglés, japonés, alemán, húngaro y ruso.

Hôzuki, la librería de Mitsuko: Mitsuko tiene una librería de lance especializada en obras filosóficas. Allí pasa los días serenamente con su madre y Tarô, su hijo sordomudo. Cada viernes por la noche, sin embargo, se convierte en camarera en un bar de alterne de alta gama. Este trabajo le permite asegurarse su independencia económica, y aprecia sus charlas con los intelectuales que frecuentan el establecimiento.
Un día, una mujer distinguida entra a la tienda acompañada por su hija pequeña. Los niños se sienten inmediatamente atraídos entre ellos. Ante la insistencia de la señora y por complacer a Tarô, a pesar de que normalmente evita hacer amistades, Mitsuko aceptará volver a verlos. Este encuentro podría poner en peligro el equilibrio de su familia.
Aki Shimazaki sondea aquí la naturaleza del amor maternal. Con gran sutileza, cuestiona la fibra y la fuerza de los lazos.

(Información tomada de la editorial Nórdica)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>